Tuesday, October 30, 2007

la mente mimetiza el amor, y a veces se le ve donde no existe... ni existira

Yo trabajaba en una disco llamada De Parranda, antes el Noctambul. Yo durante el show cantaba los rocks en ingles, en español y alguna que otra salsa, sin embargo quien se llevaba las miradas de las chicas era el vocalista principal, quien aparte de esforzarse por tener un fisico atractivo a los ojos femeninos (yo siempre he sido gordito y a mucha honrra), poseia verdadero talento para el baile, lo que arrancaba algunos gritos entusiasmados de mas de una chica.

Al final de cada show se me acercaban las chicas a preguntarme el nombre del vocalista principal (el se llamaba Daniel) y donde lo podian encontrar. Una de tantas veces, una chica bastante bonita se me acerco. Imagine que me preguntaria por Daniel. Me acerque a decirle donde se hallaba el, pero ella no me dejo hablar, simplemente me tomo de los hombros y me beso.

Fue un beso de esos de final de pelicula, extenso y con musica de fondo (estabamos en medio de la pista de baile).

Al separarnos ella me pregunto como me llamaba... yo le dije mi nombre y ella sonrio y dijo que se llamaba Christy.

Salimos de alli abrazados y algo atontados, pero felices. Era una cosa que jamas me habia pasado ni en sueños.

Saliendo de alli mi buen amigo Hugo (el tocaba la guitarra en la orquesta) se me acerco y me dijo que la olvidara, que ella hacia eso con todo el mundo, que si queria pasara el rato con ella pero nada mas. En ese momento debo reconocer que me cerre, y le dije que no me arruinara la magia del momento, que ella no era asi, etc, etc etc.

El me dijo: No quiero verte llorando la semana que viene, y si te dan ganas te escondes en el camerino. Tiro la puerta del mismo y se fue.

Durante toda esa semana la saque a pasear a muchos lugares, le presente a todos mis amigos, fue una semana de verano magica. Al llegar el viernes ella me confeso que tenia una hija de 1 año, y que si yo deseaba terminar con aquella relacion, que lo entenderia.

Yo le dije que no tenia problema con su hija, y que mientras pudiera serles de ayuda en cualquier cosa que contara conmigo.

Al dia siguiente tocaba discoteca, llegue feliz a iniciar un nuevo show de sabado, cuando ella entro... del brazo del administrador del local... al cual abrazaba y besaba escandalosamente.

Sentado en el pasadizo que esta atras de la entrada al escenario de local, solo, escuche a mi amigo Hugo decirme "te lo dije, yo queria evitarte este mal rato, ahora se valiente y sube a hacer lo que hacemos todos los sabados"

De camino al escenario mis amigos me dieron muchos animos, y decidi fingir que estaba tan feliz como en cualquier actuacion anterior.

Nunca mas la vi, pero desee que donde quiera que vaya cambie, para que le de un ejemplo de vida a su hija, quien en este momento debe tener 7 años.

Cuando te pasan cosas asi sientes que no hay nada mas que esperar a que pase el dolor para seguir adelante. Sin embargo, con amigos que te animan, con buenos amigos, el dolor se vuelve en algo que solo esta alli si le prestas atencion.

El amor es algo tan transparente que si se le trata de mirar fijamente... desaparece.

0 Comments:

Post a Comment

Subscribe to Post Comments [Atom]

Links to this post:

Create a Link

<< Home