Monday, November 06, 2006

Se hacen canciones a domicilio, llame ahora, llame ya!

Tenía 16 años y me tocó la puerta un buen amigo, a quien mantendré en el anonimato, pero que llamaremos Tony Sulca. Muy preocupado por si alguien le habia visto caminar hacia mi casa, me confesó sus sentimientos hacia una compañera de su salon de colegio (él era 2 años menor que yo) y me pidió que le compusiera una canción para que el se la dedique.

Era una situación dificil, yo no conocía a la dulcinea en cuestión, ademas hasta ese momento mi labor como cantautor habia sido puramente subjetiva y nada metódica, no podía componer a voluntad por decirlo de alguna manera.

Dos días despues fui a un quinceañero, una fiesta de puros chicos en edad escolar, y conocí a una preciosa niña de 16 años. No se que me pasó el dia aquel, pero me animé a pedirle su dirección, y ella me la dió. La visitaría a la semana siguiente.

Llegado el dia yo habia escrito una bella canción para mi nueva amiga, a quien confieso no veía del todo como amiga. Salió a recibirme su mama, quien de una manera sumamente despectiva y grosera me pregunto si no tenia mejores cosas que hacer y que dejará en paz a su hija, y que ademas ella ya tenía un enamorado que era de buena posición, etc, etc, etc.

Me fui a mi casa con mi canción y con un gran signo de interrogación en la cabeza. Abrí el papel con la letra, borré el nombre de mi fallida visita y puse en su lugar el nombre de la niña que volvía loco a mi amigo Tony. Pudo haber tenido esa canción como título "Etme"... pero terminó llamándose "Katherine".

0 Comments:

Post a Comment

Subscribe to Post Comments [Atom]

Links to this post:

Create a Link

<< Home